Inteligencia emocional en las ventas: cómo usarla para ganar clientes

Inteligência emocional nas vendas

¿Has oído hablar alguna vez de la inteligencia emocional en las ventas? Si es así, sabe cuánto está creciendo este concepto en el mercado actual. Si no sabe qué es, es posible que esté perdiendo un aliado fuerte para

.

Después de todo, la inteligencia de ventas emocional es una habilidad que ayuda a los vendedores a tomar decisiones, tanto para ellos mismos como para sus interlocutores. Así, es posible comprender tus sentimientos y los sentimientos de otras personas y, también, saber cómo lidiar con esas emociones.

En este artículo te explicaremos qué es y cómo utilizar la inteligencia emocional en las ventas con algunos consejos para que insertes este concepto en tu vida profesional.

¿Qué es la inteligencia emocional?

A La inteligencia emocional es un concepto en psicología que señala cómo el individuo puede ser capaz de identificar más fácilmente sus sentimientos y emociones y, así, saber cómo afrontarlos de forma más clara, consciente e inteligente.

Una persona que tiene inteligencia emocional, además de comprender más sobre lo que siente, también es capaz de lidiar con los sentimientos de otras personas de una manera más empática y comprensiva.

Este concepto se ha utilizado en varias áreas, incluida la vida profesional. Es una forma de tratar las situaciones adversas de una manera diferente, que ayuda a entender con más calma lo que sucede y, además, a tomar decisiones más asertivas.

¿Cómo utilizar la inteligencia emocional en las ventas?

Cuando hablamos de tener inteligencia emocional en ventas, entendemos que esta habilidad es útil con relación a la persuasión que tiene el vendedor hacia el cliente. Tener control sobre sus propios sentimientos es fundamental al acercarse a un consumidor y cerrar la venta.

Si es incapaz de controlar sus sentimientos, se le hace más difícil completar la negociación, ya que pueden surgir objeciones, falta de seguridad del cliente, entre otros contratiempos.

Y es precisamente en estas situaciones donde la inteligencia emocional en las ventas es decisiva. Tener un control total de tus emociones es fundamental para comandar la negociación, estar un paso por delante y garantizar el cierre de la venta.

4 consejos para utilizar la inteligencia emocional en las ventas:

Por supuesto, para desarrollar su inteligencia emocional es necesario buscar nuevos conocimientos. Cursos, conferencias, libros, entre otros medios son fundamentales para que aprendas las mejores técnicas y logres esta nueva habilidad.

Aun así, te ofrecemos algunos consejos para que comiences a utilizar la inteligencia emocional en las ventas:

1 - Ten una buena conversación inicial

En este primer punto, el lenguaje corporal cuenta mucho. linguagem corporal Por eso, recibe a tu cliente con una sonrisa, sé atento y trata de ser agradable con él.

Demuéstrele que está interesado en lo que tiene que decir y que hará todo lo posible para servirle de la mejor manera.

2 - Tener empatía

Al saber lo que busca el cliente, empatice con comprender si realmente es lo que necesita. Esto da la impresión de que no solo quiere vender, sino satisfacer su interés.

Esta misma empatía debe ejercerse en los casos de quejas. Lo mejor que puedes hacer es ponerte en el lugar del cliente: ¿te molestaría si te pasara esa situación? Por lo tanto, intente comprender el dolor que tiene el consumidor y demuestre que resolverá estos problemas lo antes posible.

3 - Demostrar conocimiento

Mostrarle a su interlocutor que domina el tema tratado es una excelente manera de transmitir seguridad y confianza. Entonces, demuestre sus conocimientos y tome el control de la situación.

Pero claro, hazlo sin sonar arrogante, ya que puede acabar siendo perjudicial en la negociación. Trate de mantener la humildad, incluso si es un experto en el tema.

4 - Conoce tus fortalezas y debilidades

Al realizar un autoanálisis, comprenderá los puntos que destaca y lo que necesita mejorar. Cuando no tienes confianza en ti mismo, las posibilidades de mostrar inseguridad son grandes, así que trata de mejorar lo que entiendes como debilidad.

No lo olvides: nadie nace sabiendo todo, pero tú eres capaz de aprender. Entonces, busca lo que te hará evolucionar en tu vida profesional e incluso personal.

¿Te gustaron los consejos? ¡Comparte con las personas que conoces y haz Haga clic aquí aquí y vea más artículos de nuestro blog!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin